7 cosas simples que puedes hacer para hacer crecer tu negocio

Iniciar un negocio no es fácil y hacerlo crecer es un proceso largo y complicado. Al principio, pasas muchas horas trabajando y pensando en la mejor manera de alcanzar tus metas. Sin embargo, no tiene por qué ser tan complicado como parece. Hay algunas cosas muy simples que puedes hacer o cambiar y que los buenos resultados serán inevitables.


Aquí van 7 consejos sobre cómo mantener el crecimiento de tu negocio rápido y constante. Si te interesa esto puedes profundizar un poco en las técnicas de growth hacking.



1. Organiza tus finanzas

Este es el paso más importante de cualquier negocio. No basta con darle todo al contable y olvidarse de él. Los expertos en informes crediticios del consumidor de MicroBilt.com han señalado la importancia de realizar un seguimiento de todos tus datos financieros. Te ayudará a mantener tus planes realistas y te dará un mejor conocimiento sobre cómo aprovechar las futuras oportunidades. Tienes que mantenerte informado de todas las opciones que tienes y mantener tus finanzas organizadas y todos los datos en un solo lugar, este es el primer consejo que damos, verás cómo te ayudará a lograrlo.


2. Se consciente de tu cliente

La base de clientes es lo que hace o deshace tu negocio, por lo que debes mantenerla al día en todo momento. Tener una amplia gama de clientes diferentes no está mal, pero si lo amplías demasiado, solo sufrirás pérdidas. Tómate tu tiempo y crea un perfil para tu cliente ideal. Te ayudará a concentrarte en las personas más rentables. Los clientes puntuales tienen el potencial de volverse más frecuentes, pero tratar a tus clientes más leales de la misma manera que tratas a un recién llegado, sino solo ralentizarás tu crecimiento. Averigua quién se quedará en tu negocio y bríndales algún tipo de recompensa. Existen variadas técnicas en gestión de clientes y servicios que te permitirán seguir escalando tu negocio. Investiga un poco más sobre el Service Design, y Customer Management. Existen también algunas herramientas en línea que te permitirán hacer mejor seguimiento de las actividades y relaciones con tus clientes.Estas se llaman CRM y existen una gran variedad en el mercado.


3. Crea un programa de fidelización

Tener un programa de fidelización es la forma "de pagar" a sus clientes más leales. La relación con tus clientes mejorará, lo que significa que probablemente verás un aumento en las ventas por la mejora de esa relación. También podrás ahorrar dinero de esa manera. Está comprobado que vender algo a un cliente existente suele ser tres veces menos caro que intentar encontrar uno nuevo. No seas codicioso. Los servicios/productos deben ser asequibles y de fácil acceso. Se ha demostrado que los programas de fidelización atraen además a más clientes por referencias y el boca-oreja. Crea algunas ofertas especiales para que los beneficios percibidos con tu producto/servicio sean más atractivos.


4. Mejora tu presencia en las redes sociales

Publicar actualizaciones periódicas en tus redes sociales no lleva mucho tiempo, pero vale la pena a largo plazo. De esa forma, tus clientes recordarán tu existencia y conocerán todos los servicios que estas ofreciendo. Haz que toda tu información esté fácilmente disponible en tu página de perfil. Ese es el contacto más cercano que tendrás con tus clientes, así que mantenlo simple y transparente. Nota, no debes poner todos los huevos en una misma canasta. Depender únicamente de las redes sociales como forma de promoción limitará tu impacto en en el desarrollo de nuevas oportunidades.


5. Ten un plan, pero que este sea flexible

Recopila todos tus datos comerciales y realiza un informe detallado de cada parte de las operaciones de tu empresa. Consulta a tus colegas o alguien que tenga experiencia en el mismo campo y cree un plan de negocios. Es importante tener en cuenta todas las posibilidades y prepararse. No obstante, administrar una empresa puede ser impredecible y nunca podrá predecir todo. Improvisa cuando sea necesario y aprende de tus errores. No es malo fallar, es un proceso normal de todo aprendizaje. Ten en cuenta la opinión de tus clientes, interactúa con ellos haciéndoles preguntas y estate preparado para adaptar tus futuras estrategias en consecuencia.


6. Invierte en un buen plan de marketing

No tener una estrategia de marketing es mejor que tener una mala estrategia de marketing. Mantenerse al día con el plan de marketing incorrecto es la forma más fácil de perder mucho dinero y, a veces, incluso clientes. No es necesario gastar mucho dinero en marketing. Es más importante invertir de forma cuidadosa y estratégica. Si no te sientes seguro, quizás deberías considerar contratar a un especialista en marketing para que te ayude, desde El Rural contamos con algunos consultores dentro de nuestros servicios profesionales.

Hacer un seguimiento de los movimientos del tráfico es un trabajo adicional al que ya posee, y confieso que podría resultar agotador. Te lo decimos no muy alto pero sí muy claro, invertir en una buena estrategia de marketing dará sus frutos a largo plazo.


7. Date cuenta de la importancia de tener ingresos pasivos

Si se presenta la oportunidad de obtener ingresos pasivos, hazlo de inmediato. Será una fuente financiera más que requiere una participación casi nula de tu parte si consigues automatizarla. Eso te dará más libertad para correr riesgos. La construcción de una red de soporte económico te dará más confianza y seguridad a la hora de tomar decisiones en tu empresa. Principalmente, no tendrás que preocuparte por perder tu negocio si algo sale mal.



Uno de los mejores consejos que escucharás de todos los profesionales de primer nivel es que es fundamental tener paciencia. El gran éxito rara vez llega de la noche a la mañana. No tenga miedo de cometer errores porque esa es la única forma de aprender y de tomar mejores decisiones en el futuro.