¡Emprendedores! Auuh! Auuh! Auuh!

Posiblemente, el cambio de actitud más importante que ha echado raíces en nuestra conciencia social, en las dos primeras décadas del siglo XXI, es la comprensión de que nosotros, como seres humanos, somos pastores y cuidadores de este planeta. Depende de nosotros preservarlo y sostenerlo para las generaciones futuras y todos sus habitantes, humanos o no.


Naturalmente, teniendo esta profunda comprensión y viendo el mal funcionamiento de muchas de nuestras instituciones, muchos jóvenes están creciendo con el deseo de tener un impacto, de cambiar el mundo para mejor.


Sin embargo, si bien la forma estándar de ejercer este deseo es convertirse en activista, lo cierto es que no es la forma más eficaz de lograr un cambio. El activismo genera conciencia sobre un problema, pero, a menudo, recurre a las mismas instituciones que han creado o perpetuado los problemas para realizar un cambio significativo, y es poco probable que esto suceda, ya que estas instituciones se encuentran en un equilibrio de teoría de juegos. Es probable que el cambio solo ocurra después de la irrupción de una fuerza externa.

Gandhi dijo la famosa frase "Sé el cambio que deseas ver en el mundo". Si bien asumir la responsabilidad personal de tu comportamiento es un requisito previo fundamental para el cambio, en el año 2021 hay plataformas en las que tus ideas, si tienen éxito, podrían multiplicarse mil veces.


¿Quién corre el riesgo de ideas equivocadas?

En lugar de exigir a los gobiernos que se fabricaran vehículos eléctricos para el año X, Elon Musk utilizó la tecnología de las baterías de los smartphones para crear un gran automóvil eléctrico innovador, para interrumpir y hacer crecer rápidamente el mercado de vehículos eléctricos y hacer que estos sean los más solicitados del mundo.


En lugar de exigir que los gobiernos pagaran por otro programa Apolo, creó Space X y comenzó a trabajar para enviar un ser humano a Marte.


Sí, estos ejemplos son valores atípicos, pero si estás vagamente familiarizado con el mundo de las startups, sabrás que las curvas de crecimiento exponencial significan que solo se necesitan unos pocos experimentos para tener éxito y tener un profundo efecto positivo en la sociedad.


Si exiges un cambio centralizado impulsado por el gobierno, el fracaso de la idea tendría enormes costos sociales y financieros.


Sin embargo, cuando los empresarios fracasan, ellos (y sus inversores y socios) son los únicos que asumen el riesgo y lo asumen de buena gana. Si las empresas de Musk hubieran fracasado, habría perdido mucho dinero, lo que realmente no importaría si tu nombre no es Elon Musk. Mientras que si sus empresas tienen éxito, toda la humanidad se beneficia.

La gente está dispuesta a creer en tu visión

Si bien la primera ola de fundadores de startups (incluido Elon Musk) tuvo dificultades para que la gente viera el potencial de sus ideas, ellos han allanado el camino para los emprendedores que les siguen.


Hay muchos fondos de inversión inicial y business angels que están ansiosos por financiar proyectos de tecnología con el potencial de cambiar el mundo (y obtener ganancias descomunales por sus esfuerzos). La robótica, la inteligencia artificial, la tecnología ecológica, la biotecnología, etc. son algunas de las industrias con mayor disponibilidad de financiación inicial.


Si tienes una buena idea, el proceso de construcción de una startup está mucho más estandarizado que hace dos o tres décadas; hay muchas personas y recursos que pueden ayudarte en el camino. Lo mismo sucede con el proceso de recaudación de fondos para la puesta en marcha de tu idea.


Y si bien es probable que falle, esto no significa que sea una experiencia negativa en su conjunto. El espíritu empresarial te obliga a aprender a lidiar con muchas situaciones que de otro modo no te enfrentarías. Además, trabajar en algo innovador es la mejor oportunidad para aprender verdades que nadie más en el mundo conoce todavía.

En consecuencia, incluso un proyecto fallido te convertirá en un individuo más competente y capaz en su conjunto. Esto aumenta las posibilidades de que puedas marcar una diferencia significativa en el futuro.


"Sé el cambio que deseas ver en el mundo"


Fuente: forbes.com