¿Eres un emprendedor sostenible?

Nos encontramos en un punto en la humanidad donde estamos repitiendo el mismo patrón adoptado ante la Revolución Industrial, donde primaban los avances tecnológicos y económicos ante los del medio ambiente y los sociales.



Si algo hemos aprendido como humanidad, es que toda acción que realizamos tiene un coste para el medio ambiente. Medir, reducir y compensar los GEI (gases de efecto invernadero) deberán estar insertos no sólo en las empresas, sino en la conducta de las personas si pretendemos seguir existiendo como humanidad. El Club de Roma ya ha advertido de esta situación desde antes de los años 90, y actualmente nos avisan que estamos en una carrera vertiginosa a un punto de no retorno. Y las leyes que regulen esto se estarán debatiendo en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), que se celebrará del 31 de octubre al 12 de noviembre en Escocia.


Nos hacen siempre una gran pregunta : ¿Cómo puedo empezar a actuar de manera sostenible?


Hay infinitas prácticas sostenibles que se pueden implementar para hacer que sus prácticas sean más sostenibles. Compartimos dos tipos de prácticas que puedes implementar en los dos mundos: el offline y el online




OFFLINE - 16 prácticas que puede comenzar a implementar hoy mismo.



Cambiar toda la iluminación a luces led, una de las prácticas sostenibles más fáciles.

Las luces LED son, con mucho, el tipo de iluminación más eficiente del mercado, usan un 75% menos de energía y duran 25 veces más que las bombillas incandescentes . Haciendo este cambio se ahorra una cantidad significativa de dinero en facturas de servicios públicos y costos de mantenimiento, y es muy fácil de implementar al reemplazar las bombillas actuales.



Instalar sensores de movimiento para la iluminación.

Es muy alto el desperdicio de energía en una gran cantidad de habitaciones con luces encendidas, y sin nadie en ellas, es común en cualquier espacio, sea de oficina u hogar. Esto daña el bolsillo de la misma y el medio ambiente. Instalar sensores de movimiento para limitar el uso de energía es una forma eficaz de ahorrar dinero.


Eliminar la energía fantasma con regletas de enchufes programables. La alimentación fantasma es la energía que se consume cuando los dispositivos se dejan encendidos o en modo de espera cuando no están en uso. Esto puede aumentar significativamente la factura de energía y la huella de carbono de su oficina. Una forma eficaz de poner fin al uso de la alimentación fantasma es invertir en regletas de enchufes programables que dejen de suministrar energía a los dispositivos de forma automática en horas no laborables o cuando los empleados están de vacaciones.


Permitir opciones de trabajo desde casa.

Permitir que los empleados trabajen desde casa, incluso si es un día a la semana, puede resultar una disminución importante de las emisiones de CO2 de los empleados relacionados con el transporte. Además, la mayoría de las empresas han descubierto a través de la pandemia que muchos empleados quieren un horario de trabajo flexible, lo que significa que ya se está incorporando este modelo de trabajo híbrido.



Reemplazar los viajes de negocio innecesarios con videollamadas.

Se ha hecho evidente en la pandemia que muchos de los viajes de negocios que se solían considerar esenciales en realidad no lo son. Con la creciente popularidad de las videollamadas y las conferencias virtuales, muchas reuniones, ferias comerciales y eventos similares se pueden realizar virtualmente desde la oficina. Los viajes de negocios innecesarios son una pérdida importante de recursos de la empresa, tiempo de los empleados y son uno de los mayores contribuyentes a la huella de carbono. Ahorrar estos costos y emisiones, instituyendo una política de “viajes esenciales únicamente” en su lugar de trabajo, es esencial.


Utiliza los servicios colectivos: Transporte Público.

Siempre que sea posible, utiliza el transporte público para conducirte de un punto a otro. Al fin y al cabo, el transporte público contaminará lo mismo si va con una o veinte personas. Cuantas más personas utilicen el transporte público las GEI (gases de efecto invernadero) se distribuirán entre mayor cantidad de personas y a su vez se eliminan las GEI que podrían haberse provocado con su coche/vehículo particular.


Inculcar prácticas sostenibles.

Promueva entre los empleados opciones de desplazamiento más ecológicas.

Organizar un programa de viajes compartidos para empleados, fomentar el uso del transporte activo (andar en bicicleta, caminar, subir escaleras,etc.) y el transporte público, brindar información a los empleados sobre cuánto dinero se usa para ir al trabajo en un automóvil y los beneficios para la salud de elegir opciones más activas o publicar información sobre las opciones de transporte disponibles, puede ayudar a alentar a los empleados a elegir opciones de transporte sostenibles.


Introducir plantas en el espacio de oficinas.

Se ha demostrado que tener plantas en la oficina reduce la contaminación del aire y aumenta el estado de ánimo y la productividad de los empleados . Por lo tanto, esta es una práctica barata y fácil que puede mejorar el compromiso y la producción a largo plazo de los empleados.


Eliminar el uso de papel.

En la era digital actual, ¿cuánto papel de oficina es realmente necesario? La gran mayoría de los documentos pueden enviarse por correo electrónico o guardarse en las bases de datos de la empresa, lo que hace que la transición a la tecnología sin papel sea una manera fácil de ahorrar costos relacionados con la impresión y retrasar la deforestación.

La mayoría de las oficinas todavía dependen de cierto grado de uso de papel para facturas, agendas y otros documentos importantes. Cuando sea necesario el uso de papel, elegir productos de papel con contenido reciclado en lugar de papel virgen para reducir la huella medioambiental de la empresa. Las opciones recicladas son comunes y no tienen un costo prohibitivo.


Salas de descanso sin desperdicio.

Las oficinas tradicionales generan mucho desperdicio en sus salas de descanso. Esto es una pérdida de recursos y puede hacer que los empleados sientan que no están haciendo su parte por el medio ambiente. Las salas de descanso sin desperdicio se pueden lograr: Ofreciendo tazas reutilizables en lugar de vasos desechables, implementar un programa de compostaje para restos de comida y el reemplazo de cubiertos y varillas de plástico con opciones biodegradables (madera, bioplásticos, etc.). O incluso algunos que puedan reutilizarse.



Implementar un programa integral de reciclaje.

Si bien es probable que en las oficinas se esté reciclando el papel y el plástico, se puede llevar este reciclaje al siguiente nivel, expandiendo el programa para incluir vidrio y metales. Si el municipio local no tiene flujos de reciclaje para vidrio y metales, habrá que comunicarse con empresas de gestión de residuos. Estas suelen pesar su reciclaje antes de llevarlo a las instalaciones, lo que facilita el seguimiento y el informe a las partes interesadas de la cantidad de desechos que se está desviando de los vertederos.


Ahorro de agua. Limitar el uso de agua es otra área en la que el ahorro de costos y la sostenibilidad van de la mano. Se puede regular el agua instalando grifos e inodoros WaterSense en los baños, por ejemplo. Hacer este cambio requiere cierta inversión, pero el tiempo de recuperación es corto. Una opción que todos pueden implementar es introducir un elemento voluminoso en la cisterna que no entorpezca el sistema de vaciado. Con esto, el regulador de llenado supondrá que ya se ha llenado el depósito y utilizará menos agua en cada descarga.


Reciclar o donar los equipos electrónicos de la oficina.

Los dispositivos se vuelven obsoletos rápidamente en el acelerado entorno empresarial actual. Y la gran mayoría de estos dispositivos se dejan en cajones y se olvidan, o se tiran a la basura.

Esto es malo para el medio ambiente, ya que estos dispositivos contienen metales preciosos tóxicos (además de valiosos), y para la desigualdad, dado el hecho de que muchas personas en todo el mundo no tienen la capacidad de acceder a tecnología moderna. Existen varias organizaciones que procesan este tipo de desechos y estarán encantadas de coordinar una recogida.



Comprar equipos de oficina de segunda mano cuando sea posible. La compra de equipos de segunda mano reduce los desechos que van al vertedero, hace que la producción de nuevos equipos sea innecesaria y puede ahorrar a la empresa mucho dinero simultáneamente. Esto no siempre es posible para productos que se degradan rápidamente o se vuelven obsoletos como los pc, pero para equipos genéricos y duraderos como escritorios, mesas de reuniones y sillas, es conveniente optar por los de segunda mano.


Comprar cartuchos de tinta y tóner remanufacturados.

Comprar cartuchos de tinta y tóner nuevos y desecharlos cuando se agotan genera una gran cantidad de residuos en los vertederos y resulta caro. La elección de cartuchos remanufacturados puede suponer un ahorro de costes del 15-50% por pedido. Algunas empresas incluso recogerán los cartuchos usados ​​y entregarán los remanufacturados de forma gratuita, lo que hará que este cambio sostenible sea lo más fácil posible.


Utilizar productos de limpieza no tóxicos.

Alentar al proveedor de servicios de limpieza a utilizar productos ecológicos puede mejorar la salud y el bienestar de los empleados, así como evitar que sustancias tóxicas ingresen al medio ambiente, sin afectar apenas los costos. Si la empresa actual no ofrece opciones de limpieza no tóxicas, puede ser el momento de cambiar a una de las muchas empresas que lo hacen.



Online - 10 conductas que puede comenzar a cambiar


Navegar, llamadas y mensajería.

Elige realizar a través de un ordenador conectado a la fibra en vez de utilizar dispositivos móviles. La cantidad de “saltos” que debe realizar la información para hacer una llamada al servidor para recolectar los datos puede llegar a duplicarse ya que debe conectarse a diferentes estructuras que le permitan alcanzar la información. Cuando nuestro ordenador está conectado directamente a una línea de fibra, esos saltos se reducen, por lo que estaría adoptando una buena práctica.




Prefiere buscadores Ecológicos.

Seguro que esto te sorprende, pero más allá de Google, existen otros buscadores que además están adoptando acciones para la mejora del medio ambiente. Este es el caso de Ecosia, un buscador que planta árboles para compensar tu actividad contaminante en Internet.


Evita la tentación de las 17 pestañas.

Sí. Lo sabemos. Cada vez que comienzas a buscar información comienzas a abrir pestañas en tu navegador. El promedio mundial de “pestañas abiertas” es 17. Si consideramos que cada pestaña, está apuntando a una web, y que cada una está “llamando” al servidor para solicitar información, y esto conlleva (en promedio) unos 3 gr de CO2 por page view, consideremos entonces que estamos realizando esta acción 17 veces, sin siquiera aprovecharla. Una buena medida para prevenir este problema es tener un Excel abierto e ir dejando allí los enlaces que son de tu interés para poder revisarlos cuando realmente encuentres el tiempo para hacerlo.


Servicio de alojamiento sostenible para las webs corporativas.

A nivel mundial, aproximadamente el 3,7% de las emisiones de carbono anuales provienen de Internet. Sin embargo, este aspecto de la huella de carbono de las empresas a menudo se pasa por alto cuando se intenta ser más sostenible. Cambia a un servicio de alojamiento web ecológico, así reducirás las emisiones de tu sitio web. Puedes verificar si tu alojamiento es sostenido con energías renovables en https://www.thegreenwebfoundation.org/


Desecha los correos innecesarios.

¿Cuánto tiempo permanece un correo electrónico en tu casilla de correo? Se ha demostrado que hay correos electrónicos que tienen más años en una casilla de correo que algunos millennials. Cada email innecesario en tu bandeja de entrada, spam, notificación o papelera contamina 10 gr de CO2 al año. Haz tus números y multiplícalos por la cantidad de casillas de correo que gestionas y ahora multiplica esa cifra por el 53% de la población mundial (unos 4 millones aproximadamente).


Concentra la mayor cantidad de información en un email o plataforma sostenible.

¿Cuántos emails utilizas para enviar información o coordinar una reunión? No te preocupes, no estás haciendo nada malo, lo normal son 3 por cada actividad. Estas prácticas pueden reducirse adoptando un sistema de reuniones como Calendly, donde puedes coordinar reuniones en un solo paso. También, concentra la mayor cantidad de información que deseas aportar en un email. Esto no quiere decir redactar emails eternos, pero sí, emails concretos. Lo puedes centrar todo en una plataforma de trabajo, que te permita relacionarte con sus clientes, coordinar y participar de actividades e incluso coordinar tu actividad comercial.


Evita las firmas de correo electrónico con imágenes.

Las imágenes adjuntadas en las firmas de correo electrónico hacen una llamada adicional al servidor para poder mostrar la imagen. Pregúntate.. ¿aporta realmente valor a u comunicación? ¿O te haces ver como una persona que no es consciente de su actividad en Internet y con el medio ambiente?


Elige opciones de programación y diseño que adopte prácticas sostenibles.

Este tema lo profundizaremos en otro artículo ya que conlleva toda una serie de buenas prácticas de código y de diseño que aportan a que una web contamine menos y es un tema en el que vale la pena profundizar. Actualmente el promedio de CO2 de una web estándar es de más de media tonelada anual. De momento existen más de 1.000 millones de webs en Internet. Nuevamente, haz tus números.


Reduce la cantidad de redes sociales.

Una teoría existente es que “debes estar en todas las redes sociales para hacer llegar tu mensaje”. Error. Debes estar en la red social que te de realmente resultados. Para esto hay un trabajo a seguir respecto a la planificación de tu comunicación. Centra tus esfuerzos en una o dos redes sociales como máximo. Acércate a plataformas que ayuden a difundir tu actividad y te permita relacionarte con otros emprendedores para definir tu audiencia. tu bolsillo y el medio ambiente te lo agradecerán.


Prefiere modelos colectivos antes que individuales

¿Has pensado alguna vez cuánto te sale crear y poner en funcionamiento una web o una tienda? Nosotros te lo decimos; unos 13 mil euros en el primer año. Si, unos 13 mil euros que no incluyen los gastos de constitución ni los costes operativos. Estamos hablando sólo de los medios digitales. El primer año en el entorno digital es una lenta e invisible sangría que experimenta el emprendedor mientras intenta hacer funcionar su negocio.


Si adoptas un modelo colaborativo, como una tienda que ofrezca los productos o servicios de varios emprendedores, así como un ecosistema emprendedor que te permita centralizar tus actividades, no sólo estarás realizando una buena medida para tu negocio, ya que podrás desarrollarlo más rápidamente, también estarás evitando las emisiones de CO2 producto del diseño, programación, alojamiento y actividades de difusión de tu negocio mientras lo haces viable.



 
ACTIVIDAD

Vamos a proponer dos experimentos.


1 - Cuando mantengas una conversación telefónica a través del móvil, activa el manos libres, pídele a la otra persona que hable. Coloque el dedo en el altavoz ¿siente el aire?


2 - Cuando tienes varios programas abiertos ¿Qué tal es la rapidez de funcionamiento de los procesos? y en Internet ¿qué pasa cuando tienes varias pestañas abiertas?

 

Comenzar a adoptar una mentalidad sostenible en tu actividad consiste en:

Primero: Tomar conciencia de que toda acción tiene una reacción, por más invisibles que estas sean, tanto para contaminar como para dejar de hacerlo.

Segundo: Estar abierto al cambio. La transformación no tiene porque ser negativa. Uno de los principios de la física es que nada de destruye, sino que se transforma. La tecnología tal como la veníamos usando hasta ahora es inviable para el desarrollo eficiente de cualquier modelo de negocio, para el sistema y para el planeta, el cambio es inevitable. Se deben adoptar modelos más sostenibles en el menor tiempo posible y nuevas propuestas innovadoras irán surgiendo.

Tercero: Olvidarse de los sistemas establecidos. Eso de "siempre se ha hecho así" ya no es una moneda de cambio en el mundo que se avecina. No es tan importante lo que piensen los demás sino que se haga lo que se tiene que hacer. Adoptar buenas prácticas involucra caminar un camino que no hemos sido enseñados a transitar.

Cuanto antes comience a realizar este cambio, mayores beneficios obtendrá cuando se implementen las nuevas normativas.

#sostenibilidad #internet #usodeinternet

#PYME #emprendedores #buenaspracticas #