Los árboles que se van por el retrete

¿Cuántos rollos de papel higiénico crees que usas cada año? ¿Y en tu casa? ¿Y en tu ciudad? ¿Qué pasa con todo el país? QS Supplies quería saber la respuesta y realizó un estudio para averiguarlo. Los resultados son, cuanto menos, asombrosos. Desafortunadamente, no es algo que a menudo nos detengamos a contemplar, pero cuando lo pensamos, sabemos que el papel higiénico proviene de los árboles. De hecho, los estudios estiman que un solo árbol puede producir hasta 1.500 rollos de papel higiénico. Esto parece mucho para una relación árbol-producto, pero es mucho menos impresionante una vez que se ajusta al consumo típico del consumidor.

El número de uso es importante y varía mucho de un país a otro. Estamos hablando de una gran cantidad de desechos y no solo del tipo que se va al inodoro. Para tener una idea real del impacto, debemos considerar todo el ciclo de producción del papel higiénico.


El proceso de producción del papel higiénico

En primer lugar, están los trabajadores que utilizan maquinaria pesada para talar los árboles. Esto da como resultado la contaminación del agua y el aire a través de los combustibles utilizados para vehículos y motosierras. Luego tenemos las emisiones del transporte a las plantas de procesamiento, el impacto de las plantas de fabricación, los envases de plástico y el posterior transporte a las tiendas. Finalmente, tenemos que agregar las emisiones del transporte a empresas y hogares individuales.

¿Cuánto papel higiénico usa cada país?

Al final, el recuento de rollos contribuye a mucho más que simplemente cortar árboles y tirarlos por el inodoro. Entonces, ¿cuáles son esos números? Depende de dónde vivas.


Teniendo en cuenta las estimaciones de que el 70% de la población del planeta no usa papel higiénico y depende únicamente del agua, es evidente que ciertos países tienen una mayor responsabilidad por esta práctica derrochadora.

Estados Unidos requiere 31,1 millones de árboles para satisfacer su demanda cada año. Esa es una cifra enorme que contribuye directamente a la deforestación, la erosión del suelo y la pérdida de la biodiversidad forestal.

En España, por ejemplo, cada uno de nosotros consume a lo largo de toda su vida, de promedio, 6.803 rollos de papel higiénico, lo que corresponde a 622 kilómetros si los desenrollamos. En el conjunto del país, necesitamos anualmente 2.524.758 árboles para satisfacer esta demanda.

China requiere la mayor cantidad de árboles en el mundo: la asombrosa cifra de 47 millones al año. Incluso con los esfuerzos de replantación, ese tipo de consumo deja una cicatriz en el medio ambiente.

Algunos datos más: 88 rollos son los que el australiano promedio usa anualmente. Hong Kong, Suiza y Suecia usan aproximadamente la misma cantidad. Portugal es el país que más rollos de papel higiénico usa por habitante, 11.323 a lo largo de toda su vida, 137 anualmente. En el polo opuesto está Nigeria, con 1 rollo al año por persona.


El costo del uso del papel higiénico

El uso del papel higiénico es tan cultural como necesario. De hecho, muchos argumentan que el papel higiénico es el culpable de una serie de problemas médicos que van desde infecciones del tracto urinario, hasta transmisiones de enfermedades como el cólera, la hepatitis y la E. coli. Por lo tanto, no es el mejor método de limpieza. Sin embargo, mientras que muchas partes del mundo dependen únicamente del agua para la limpieza del baño, las cifras muestran claramente dónde el uso del papel higiénico es la norma. El ciudadano medio de Portugal, por ejemplo, utiliza 11.323 rollos de papel higiénico a lo largo de su vida. En contraste, un ciudadano de Nigeria consume solo 56 rollos en la misma cantidad de tiempo.

El estudio QS Supplies resume la información resultante de varias maneras diferentes. Además de simplemente calcular cuánto papel higiénico se usa, lo convirtió en la cantidad de árboles necesarios para satisfacer la necesidad.

Tomemos, por ejemplo, los números en los Estados Unidos, donde las hojas desenrolladas se extenderían más de 4.267 millones de kilómetros, lo que casi llegaría a Neptuno. Ese número representa un solo año de consumo para el país. Estados Unidos solo es superado por China , un país que consume más de 6.448 millones de kilómetros de papel higiénico.

Los números son nada menos que asombrosos y es difícil conceptualizar el impacto. Ese gran árbol que puede producir 1.500 rollos, por ejemplo, apenas alcanza para satisfacer la demanda de 10 personas en los Estados Unidos . Un árbol que tarda décadas, si no generaciones, en crecer se convierte en una toallita húmeda para menos de una docena de personas, según el uso promedio de 141 rollos por ciudadano por año.


Encontrar soluciones

Todo este procesamiento de datos deja una cosa muy clara: el uso de papel higiénico está ejerciendo una gran presión sobre los recursos del planeta. Replantar es solo una parte de la respuesta. Reducir el consumo es otra. Una forma de eliminar los cuadrados de algodón hinchados es usando un bidé. Por supuesto, utiliza agua extra, otro recurso natural sagrado. Pero, incluso si todos usáramos bidés, el consumo de agua sería menor que el requerido en la producción de papel higiénico. Además, un bidé elimina la necesidad de una película de plástico alrededor del papel higiénico que contribuye aún más al desperdicio ambiental y al uso de petróleo.

Puedes ver el informe completo con imágenes y metodología de investigación aquí .