Net Zero, cero residuos, carbono neutro, huella de carbono...¿Quién es quién?

Cuando se mira a las empresas y la sostenibilidad, hay muchas expectativas. ¡Carbono neutral! ¡Cero desperdicio! ¡Emisiones cero neto!...

En esta entrada de nuestro blog revisaremos varias definiciones y opciones para tener una idea de las estrategias y tácticas disponibles para implementar en tu negocio. Incluso si te encuentras en una etapa de recopilación de información, este conocimiento te ayudará cuando estés listo para planificar una estrategia de sostenibilidad.

Huella de carbono

La huella de carbono es la cantidad total de gases de efecto invernadero (incluidos el dióxido de carbono y el metano) que se generan por nuestras acciones. Las huellas pueden ser individuales o de empresas. Si estás viendo elementos como "reducir su huella de carbono", este es el punto de referencia.

¿Qué incluye nuestra huella de carbono? Cualquier acción que genere gases de efecto invernadero y que por tanto aceleren el cambio climático. Esto incluye el uso de energía, viajes, consumo de alimentos, compras...en definitiva, cualquier acción que hagamos en nuestra vida cotidiana, ¡incluso respirar!.

Para tener una idea de lo que se incluye en la huella de carbono de tu empresa o individual, puedes consultar cualquier calculadora de carbono de las que actualmente existen por la red.

¿Quién debería considerar la huella de carbono? En resumen, todos. Si tienes una empresa, considera revisar al menos el consumo de energía para determinar una forma de reducir las emisiones. Es más, estudia tu forma de viajar y la de los miembros de tu empresa...Comienza con una de las calculadoras anteriores y continúa desde allí.



Compensación de carbono

La compensación de carbono es una actividad que involucra la realización de proyectos de compensación de carbono o la compra de "créditos de carbono" es decir, adquirir oxígeno para conseguir equiparar las emisiones realizadas.


Las empresas o los individuos compran "compensaciones" para ayudar a mitigar el carbono que han creado en sus operaciones. Al comprar créditos de carbono, estás haciéndote responsable de las emisiones de tu actividad. Tendencia en auge en cada vez más empresas que buscan un reconocimiento y difundir una conciencia ambiental. Éstas compensaciones suelen ir a un proyecto que trabaja en la mitigación de carbono, como la reforestación, por ejemplo.

¿Quién debería considerar las compensaciones de carbono? Una vez más, todos. Incluso si no has realizado un análisis completo de las emisiones de carbono, vale la pena buscar compensaciones de carbono para tu empresa. También puedes buscar créditos de compensación por viajes u otras emisiones calculadas conocidas. Mediante un cálculo básico de la huella de carbono o una verificación del kilometraje, obtendrás una idea del carbono emitido y podrás adquirir una compensación.



Diferencias entre el Carbono Neutral y el Cero Neto (Net Zero)


Carbono neutral

Carbono Neutral da a entender que la empresa mide y hace sus esfuerzos para llegar al Cero Neto (aunque todavía no lo consigue) y compensa (a través de créditos de carbono o en proyectos de compensación) las emisiones realizadas por su actividad.

Las empresas que adoptan estrategias de carbono neutral usualmente se han visto involucradas en la financiación de proyectos de energía renovable y compensan el carbono comprando créditos de carbono.

¿Quién debería considerar la posibilidad de ser neutrales en carbono? Empresas con un sólido seguimiento de emisiones y que no puedan reducirlas de ninguna forma.


Cero neto

Este es el gran objetivo de todos para el año 2050. Significa que, además de reducir al máximo tus emisiones de CO2, utilizando energías renovables, reduciendo la cantidad de residuos, reciclando los que generas, etc...el resto de CO2 que generas, lo compensas con la compra de créditos de carbono o realizas proyectos de compensación de carbono. Es el nivel superior de todos los niveles. Si consigues que tus emisiones sean Cero Neto, habrás llegado al Valhalla de los protectores del medio ambiente.

¿Quién debería considerar Net Zero? Todos!! Todos deberíamos aspirar a ser cero neto, es la meta a la que tenemos que llegar, si queremos seguir en este planeta.


Desde My Green Fox compensamos nuestro CO2 y el tuyo emitido por la plataforma.
Consigue el Certificado Digital Carbon Neutral.


¿Ser alimentado con energías renovables es ser carbono neutral o cero neto?

Ninguna de las dos. Ser alimentado por energías renovables implica que se están realizando esfuerzos por parte de la actividad por reducir la cantidad de emisiones, pero eso no significa que la empresa sea carbono neutral o cero neto, sino que UNA de sus actividades se ve reducida. Tomemos el caso de Google. Google lleva 4 años siendo alimentado por energías renovables pero NO ES ni carbono neutral ni cero neto, ya que no está compensando el CO2.

Parece un detalle irrelevante, pero si quieres alcanzar el Cero Neto o el Carbono Neutral, esta es una de las medidas que debes saber diferenciar.



Cero desperdicio

Zero Waste es un movimiento que envía cero residuos a los vertederos . El objetivo es que cada artículo sea reciclado, convertido en abono, reutilizado o reducido en la fuente. En lugar de enviar artículos a vertederos donde ocupan espacio y producen emisiones, se reutilizan . El desperdicio cero se ha vuelto popular a medida que la gente comienza a ver el impacto de los hábitos sociales habituales. A medida que crece la acumulación de plástico en el océano y crecen los vertederos, sentimos el impacto de nuestra basura. En España se genera una media de 471 kg por persona y año.



¿Quién debería considerar el desperdicio cero? Todos. Cero residuos es un gran objetivo porque reduce la carga sobre los vertederos y sus emisiones. Muchas empresas establecen objetivos de cero residuos para 2025 o 2030. Si te encuentras en una industria con muchos residuos, vale la pena analizar los principios detrás del objetivo cero residuos y averiguar si puedes trazar una estrategia para llegar hasta él. Aumentar el reciclaje, evaluar las decisiones de compra y establecer un sistema de compostaje son pasos para llegar a cero residuos.



Tasa de desvío de residuos

Tu tasa de desviación de residuos es el porcentaje de desechos que se reutilizan o reciclan y, por lo tanto, no van a un vertedero. Calcula esta tasa para comprender mejor cuánto está enviando a un vertedero en comparación con el reciclaje. Para calcularlo, divide la cantidad reciclada por el total de desechos. Una tasa de desvío de residuos objetivo es la piedra angular de un buen plan de gestión de residuos.

¿Quién debería considerar la tasa de desvío de residuos? Todos. Si realizas un seguimiento de la cantidad de desechos que tiras frente a la que recicla, puedes calcular la tasa. La razón fundamental de la tasa de desvío de residuos es similar a la de cero residuos, mencionada anteriormente. Los vertederos y sus emisiones relacionadas se pueden reducir reconociendo las tasas de desviación de desechos y trabajando para mejorarlas.